Lubina horneada con cerveza Hoegaarden y guarnición de patatas

PARA REGAR NUESTRO GAZNATE: Una Hoegaarden ideal para combinar con pescado y patatas, con sabor afrutado.

PARA AGRADAR A NUESTRO PALADAR: Una sabrosa lubina horneada a la cerveza, acompañada por una guardición de puerro y patatas.

hoegaarden_justinlim_nd

Hoy traémos un plato sabroso y sano, un pescado blanco, saludable y agradable al paladar cocinado al horno. Para regar este rico pescado como es la lubina hemos seleccionado una cerveza de trigo, una white beer, la cerveza belga Hoegaarden. Fundada en 1445, en una población de gran tradición cervecera que fue cerrando sus brewerys hasta que en 1957 cerrara la última de todas. Por suerte, el lechero Pierre Celis recuperó la tradición cervecera y produjo una rica cerveza a la que llamó Hoegaarden en honor a la ciudad. El maridaje es perfecto gracias a su sabor afrutado que combina a la perfección con las especias, la patata y nuestro pescado blanco.

En primer lugar prepararemos todos los ingredientes sobre la bandeja del horno. Una lubina abierta, patatas cortadas en rodajas y el puerro preparado para hornear. El siguiente paso será echar una combinación de especias que hagan al pescado coger todo su sabor. Echaremos en un cuenco una cucharada de aceite, dos de zumo de limón exprimido, sal y hierbas provenzales, lo mezclaremos todo bien y con un pincel pintaremos abundantemente el pescado. Para ‘animar’ la guarnición vamos a añadir una pequeña cantidad de ajo en polvo para que coja sabor,así como una pizca de sal y pimienta.

lubina97436Una vez tenemos el recipiente con todos los ingredientes y listo para meter en el horno bañamos con la cerveza Hoegaarden todo el contenido e ‘inundamos’ el recipiente. La cantidad no es extremadamente importante ya que durante el horneado, si vemos que todavía le falta cocción a los ingredientes y la cerveza ya se ha evaporado le podemos poner más, y si nos pasamos, a la hora de servir podemos poner más o menos cantidad de salsa en el plato. La combinación es estupenda y queda una salsa magnífica, con un sabor de muchos matices gracias a los matices frutales de la cerveza y los diferentes sabores de las especias, el pescado y el puerro.

wingporium

A la hora de presentar nuestra lubina, lo ideal es servirlo en un plato alargado con el pescado, las patatas y el puerro bien combinado y finalmente echar la salsa que queda a gusto del comensal.

Por supuesto, el plato nos sabrá mejor si lo acompañamos con una fría jarra de cerveza Hoegaarden. Quedará un plato exquisito para el paladar y para los ojos, con una gama de colores madera muy atractivos, con el blanco roto del pescado y el puerro, el amarillo apagado de las patatas y una salsa de color cerveza magnífica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s