Dorada al horno con cerveza Ambar Export, patatas y gambitas

PARA REGAR NUESTRO GAZNATE: Una Ambar Export dará a nuestro plato el sabor idóneo y a nuestro paladar una experiencia diferente.

PARA AGRADAR A NUESTRO PALADAR: Una dorada sobre una base de patatas, calabacín y gambitas, todo regado por una expectacular Ambar Export.

Un pescado clásico con una cerveza clásica. Hoy os traemos una receta sana y de lo más sencilla, de verdad. Se trata de dorada al horno sobre una base de patata, calabacín y gambitas, todo esto preparado con una rica cerveza para crear unos matices sorprendentes. La cerveza elegida para esta receta no es otra que la Ambar Export. El buque insignia de La Zaragozana comenzó a producirse en 1980, una cerveza roja y tostada con un sabor muy personal gracias a las tres maltas con la que está producida. La doble fermentación y su cuerpo le darán un toque muy especial a nuestra dorada al horno, a las patatas y a cualquier alimento que queramos cocinar.

En primer término prepararemos una bandeja de horno con todos los ingredientes. Comenzaremos por cortar las patatas en rodajas finas, al igual que el calabacín. Una vez cortadas las extendemos por la bandeja construyendo una rica base para nuestra dorada. Ahora es turno de las especias, algo de pimentón para dar color y sabor, sal, pimienta y albahaca, y un chorro de aceite de oliva. Con todos estos ingredientes preparados hay que precalentar el horno a 180ºC y terminar de ‘montar’ nuestra bandeja de horno para dejarla lista.

Cogeremos un buen puñado de gambitas peladas y las repartiremos por nuestra base de patata y calabacín. La combinación entre maricos y verduras es exquisita en platos de esta índole y más cuando ponemos encima una dorada. Salpimentamos el pescado y le exprimimos un chorro de limón por encima junto con un poco de aceite. Entonces llega el momento, el toque especial, el momento Ambar Export. Abriremos nuestra cerveza y regaremos todos los elementos de la bandeja de manera abundante para posteriormente introducir los elementos en el horno durante 25 minutos.

A la hora de la presentación no tiene mucho misterio ni mucha elaboración, con el mínimo gusto conseguiremos una gran imagen. Una base de patata y calabacín, algunas gambitas perdidas por el plato y la dorada encima, un plato sencillo y sano. Los matices de sabor serán espectaculares con la combinación de pescado, verduras y cerveza, unas gambitas que más que color dan sabor y que maridan a la perfección que la receta propuesta. Sólo una cosa mejoraría el plato, una jarra helada de cerveza Ambar Export. También puedes visitar nuestra receta de lubina horneada con cerveza Hoegaarden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s