Pechugas de pollo rellenas de jamón ibérico y queso de cabra a la cerveza Jupiler

 PARA REGAR NUESTRO GAZNATE: una jarra con una Jupiler bien fresca.

PARA AGRADAR A NUESTRO PALADAR: una pechugas de pollo rellenas con jamón y queso de cabra bañadas con un salsa de cerveza, mostaza y soja.

jupiler5231

Hoy vamos a preparar unas pechugas de pollo rellenas a la cerveza, un plato sencillo y sabroso. Para bañar las pechugas hemos elegido la cerveza Jupiler, una cerveza belga que se produce en la región de Valonia y que fue lanzada en 1966 por Piedboeuf, con lo que se trata de una birra relativamente joven. Con un grado de alcohol de 5,4% esta pils marida a la perfección con la carne blanca y una salsa sabrosa, así como con el acompañamiento de patatas y ensalada que vamos a proponer.

Comenzamos por mezclar todos los ingredientes de la salsa en un bol para que se vayan fundiendo todos los sabores. Por esto echamos la cerveza, mostaza de Dijon (aunque puede ser normal) y la soja, lo batimos todo hasta que quede listo. Con un pincel mojado en esta rica salsa pintamos los filetes de pechuga de pollo y las sofreímos a fuego medio con una cucharada de aceite hasta que se dore. La cocción irá al gusto del consumidor, en nuestro caso preferimos que quede jugosa por dentro. Una vez las pechugas estén a nuestro gusto, las dejamos en reposo y en la misma sartén pochamos una cebolla laminada con un poco de pimienta.

pechugas-pollo-rellenas-naranja-L-N2J7WM

pechugas-pollo-rellenas-naranja-L-iVOPnK

Cuando esté bien dorada, echamos en la salsa en la sartén, subimos el fuego al máximo para que hierva y tras unos instantes en ebullición lo minimizamos para que vaya espesando. Una vez la salsa haya cogido textura aceitosa añadimos las pechugas que hemos cocinado previamente y subimos un poco la potencia del fuego para que la carne se impregne bien de los sabores de la salsa. El trabajo ahora consiste en emparejar las pechugas e introducir entre pechuga y pechuga una loncha de jamón ibérico (o cocido, según el gusto) y el queso de cabra. Así pues, el emparedado quedaría pechuga, jamón, queso y pechuga, y para evitar que se desmorone lo pincharemos con dos palillos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para el acompañamiento cortamos unas patatas en rodajas y volcamos en un cazo con agua hirviendo para dejarlas un poco más blandas. A mitad de cocción, más o menos a los 7-8 minutos, las sacamos y las añadimos a una sartén con aceite para sofreírlas junto con unas hierbas provenzales para que queden crujientes y sabrosas. A esto le sumamos en la presentación una ensalada de lechuga rizada, unos tomatitos cherry y unas nueces, bañada con aceite de oliva y sal. Una buena jarra bien fresca de Jupiler es el brebaje ideal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s